FOTOGRAFÍA: Marcas de agua

5/12/15

(1)


Como seguramente algunos habéis observado, en las últimas fotografías que he colgado por aquí, he añadido mi "nombre" y el del blog: una forma de seguridad anti-robo que tiene sus pros y sus contras y de la que he ido saliendo y entrando a lo largo de los años. Puede parecer una tontería, pero estuve varios días pensando si volverlo a hacer o no (y otros tantos para escoger el formato definitivo).


¿QUÉ ES UNA MARCA DE AGUA?

"...esta técnica consiste en insertar un mensaje (oculto o no) en el interior de un objeto digital (imágenes, audio, vídeo, texto, software), un grupo de bits que contiene información sobre el autor o propietario intelectual del objeto digital tratado (copyright)." - Wikipedia

¿PORQUÉ AHORA SÍ?

Desde hace ya más de medio año, escribo en Eargasm, una web de música donde una de las principales actividades es ir a conciertos y reseñarlos; además de escribir, algunas veces puedo fotografiar el evento y es aquí cuando comienzo a entender la importancia de un identificador o marca de agua.

Gracias a ello, y como método de aprendizaje, he descubierto muchos fotógrafos de conciertos y la gran mayoría utilizan marcas de agua. La fotografía de conciertos es algo exclusivo, no cualquiera puede acceder a la zona del foso y por mucho que apasione, al fin y al cabo, es un trabajo; por otro lado, es muy jugosa, todos queremos un bonito recuerdo de ese concierto que tanto nos gustó y a falta de una propia, algunos utilizan las profesionales para ilustrar el momento, sin tener en cuenta que esa fotografía conlleva un gran esfuerzo; no solo de forma personal, también existen miles de blogs que pueden coger una de estas imágenes haciendo una búsqueda del grupo o artista en google y sin saber de dónde proviene, colgarla.


Esto no significa que yo sea una fotógrafa de conciertos, habré asistido a dos en lo que llevo en la web. Me gusta la idea, y en un futuro (y con mejor material y conocimientos) espero poder llegar a realizar fotografías como las que tanto admiro; por el momento, si cuelgo alguna que me guste lo suficiente, no la quiero ver publicada en ningún sitio no autorizado, porque principalmente las realizo para Eargasm. Esto, lo extiendo al resto de fotografías, que al no ser personales (paisajes, animales, etc) pueden acabar en cualquier lugar.


ALGUNAS VENTAJAS

► Es más difícil ver tu fotografía en una web no autorizada, y en el caso de que la encuentres, como autor serás fácilmente identificable, siendo incluso un método de publicidad.

► ¿Cómo probar que esa fotografía es tuya sin marca de agua? Existe el EXIF, pero no es siempre posible añadir la autoría de la foto y es fácilmente modificable. 

► Facebook


ALGUNOS INCONVENIENTES

► Si alguien quiere robar una de tus fotografías, la robará: con programas de edición todo es posible.

► Restan visibilidad a la imagen en sí, el centro de atención deja de ser la fotografía si la marca de agua es muy grande o llamativa. Dicho de otra forma: estropean la foto.


ALGUNOS FORMATOS

Seguramente también hayáis notado que la marca de agua ha ido variando en cada entrada. Tras muchas pruebas creía haber descubierto la que quería, pero tras darle aún más vueltas he acabado con la última de las propuestas que aquí aparecen. En la fotografía utilizada aparece el líder de Ocellot y fue tomada en el BAM 2015.

(2)
(3)
(4)

La imagen de cabecera muestra la única marca de agua que creo infalible contra el robo, pero también horrenda: ni se logra visualizar la imagen, ni a quién pertenece. Las otras tres opciones propuestas intentan restarle importancia a la marca de agua y centrarse en la fotografía, pero según wikipedia, no cumplirían los requisitos fundamentales:

Una técnica de watermarking debe cumplir los siguientes requisitos:

a) - Ser imperceptible: invisible/visible al observador.
b) - No debe degradar el objeto que pretende protege.
c) - Debe ser robusta.
d) - No debe ser ambigua: la marca debe identificar inequívocamente al propietario intelectual, de tal forma que éste pueda reclamar su pertenencia. - Wikipedia


Las más robustas serían la nº1 y nº3, pero no cumplirían en requisito "b". El primero de los inconvenientes que expongo siempre va a estar ahí, por ese motivo y por que la nº2 llama demasiado la atención, he acabado optando por la última marca de agua (nº4), no cumple con todo, pero tiene la utilidad que yo necesito.


¿PORQUÉ NO LO HAGO EN INSTAGRAM?

Instagram es mi red social favorita, pero, no la considero una galería dónde colgar mis fotografías de más calidad, también lo hago, pero  Flickr es mi opción para ello. Instagram no deja de ser una aplicación para móviles y lo entiendo como un lugar dónde compartir con imágenes tu día a día.

Cuando añado alguna foto de conciertos en Instagram, como la de esta entrada, no añado marca de agua porque no sólo añado un filtro de VSCO que le resta calidad (aunque queda muy bonito en el teléfono), también se reduce el tamaño a 600x452px, algo que al volverlo a pasar a un móvil quedaría pixelado y horrendo, y disponiendo yo de la fotografía original sería fácil reclamar.

Además, mi cuenta de instagram es privada y sigo o conozco a la mayoría de mis seguidores, no tendría muy complicado el descubrir un robo.




A principios de año, leí un artículo similar a este donde se defiende el NO utilizar marcas de agua, en ese momento opinaba de la misma forma, ahora claramente no lo hago.


¿Utilizáis marcas de agua?¿Porqué?

No hay comentarios:

Publicar un comentario